Metas y proyectos para reducir nuestras emisiones de carbono

Para el año 2030, Pictet pretende reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% en comparación con los niveles de 2019, mitigando las emisiones residuales mediante un enfoque que consiste en eliminar el carbono de la atmósfera.

Nuestras metas para reducir las emisiones de carbono

El objetivo de una reducción del 55% para 2030 en comparación con los niveles de 2019 es tanto significativo como absoluto, y ha sido aprobado por la SBTi. Pictet continuará contrarrestando sus emisiones, pero adoptará un enfoque de mayor impacto:

Para las emisiones directas1, hemos pasado a financiar proyectos que eliminen las emisiones de la atmósfera y tratamos de aumentar nuestra asignación a estos proyectos hasta llegar al 100% a partir de 2025.

Para las emisiones indirectas2, Pictet ha aplicado un enfoque diversificado de eliminación-secuestro, que se rige por ideas punteras sobre proyectos de compensación.

Dos tipos de proyecto para abordar las emisiones subsistentes
 Proyectos Ejemplos basados en la naturaleza Ejemplos basados en la tecnología       
PUNTEROS
Secuestro
Reforestación
Forestación
Restauración de costas
 
INOVADORES
Eliminación
  Cultivos bioenergéticos  
Captura atmosférica directa 
Biocarbón

El compromiso de eliminar las emisiones residuales directas de la atmósfera es primordial. Los proyectos pueden basarse en la naturaleza o la tecnología para capturar emisiones a largo plazo. La mayoría de las instituciones financieras compensan sus emisiones financiando proyectos estándar de reducción o prevención. Sin embargo, en su conjunto, la concentración de CO2 en la atmósfera no
disminuye. Por lo tanto, reducir las emisiones generadas por nuestra actividad a cero es un paso muy importante en la senda hacia la neutralidad en carbono. Al financiar estos tipos de proyectos, Pictet es consciente de que no existe una fórmula mágica, pero tenemos la convicción de que nuestro enfoque múltiple para compensar las emisiones indirectas es innovador y que todo tipo de proyecto merece ser respaldado.

1 – Emisiones directas del funcionamiento de oficinas y emisiones indirectas de compra de electricidad, es decir, alcance 1 y alcance 2.

2 – Emisiones de viajes de negocios, consumo no energético y otros, es decir, alcance 3 upstream. Excluye inversiones (alcance 3 downstream) que estén siendo objeto de estudio por separado para adoptar las recomendaciones de la iniciativa Science Based Targets (objetivos climáticos basados en la ciencia, SBTi) para alcanzar el cero neto en el sector financiero.

Cómo se logrará la reducción

Descarbonizar nuestras compras de electricidad

Siempre que es posible, optamos por un suministro eléctrico verde. Sin embargo, no siempre podemos hacerlo en muchas de las oficinas que alquilamos, ya sea porque compartimos un edificio o porque la oferta no existe en una ciudad o país determinado. El resultado es que la mitad de las emisiones de carbono de nuestros centros proviene de nuestras compras de electricidad.

La forma de descarbonizar nuestra electricidad es comprar certificados de atributos de energía (EAC por sus siglas en inglés), que documentan que la energía que consumimos proviene de fuentes renovables. Se conocen por el nombre de Garantías de Origen en Europa, REC en Norteamérica e I-REC en un número creciente de países de Asia, África, Oriente Medio y Latinoamérica.

Abordar los gases refrigerantes

Los gases refrigerantes tienen un fuerte efecto invernadero. Cuando incluimos esta fuente de emisiones en nuestra huella de carbono, descubrimos considerables fugas en el circuito de refrigeración comercial usado para nuestros restaurantes en Ginebra.

La reparación de estas fugas se ha traducido en una reducción significativa, y hay esfuerzos permanentes para prevenir las reincidencias en el marco de un plan de mejora continua. La sustitución por gases menos potentes en los casos en que ello es posible también está contribuyendo a reducir la huella. 

Enfoque múltiple de compensación

Tenemos el compromiso de eliminar el 100% de nuestras emisiones residuales directas de la atmósfera y adoptar un enfoque múltiple de compensación para hacer frente a nuestras emisiones indirectas en toda su magnitud. El razonamiento tras el enfoque múltiple es que no existe una solución única para combatir el cambio climático — solo valdrá una combinación de soluciones.

Nuestro enfoque múltiple de compensación encaja en esta recomendación, y financiamos los siguientes tipos de proyectos:

  • Proyectos avanzados – que implican el secuestro de emisiones gracias a procesos naturales. El fin de estos proyectos es mejorar y ampliar los sumideros de carbono naturales, principalmente por medio de la forestación y la gestión de los ecosistemas oceánicos.
  • Proyectos innovadores – que consisten en la eliminación de dióxido de carbono (CDR) por medio de procesos químicos. La meta en este sentido es lograr "emisiones netas negativas", es decir, eliminar más CO2 de la atmósfera del que se emite.

Estrategia para compensar nuestras emisiones

Nuestra estrategia es doble: financiar proyectos de eliminación de carbono para retirar de la atmósfera las emisiones de nuestros centros y un enfoque múltiple de compensación para nuestra cadena de valor destinado a secuestrar estas emisiones. Para ello, respaldamos y financiamos proyectos administrados por proveedores internacionalmente reconocidos y con referencias sólidas. Se trata
de proyectos de alta calidad y sometidos a un extenso proceso de certificación en relación con la cantidad de emisiones procesadas.

Proyectos seleccionados para tratar todas nuestras emisiones para 2021

Eliminación del carbono

La eliminación del carbono de la atmósfera para su almacenamiento a largo plazo se logra con modernos medios tecnológicos. Estas tecnologías se encuentran actualmente en las primeras etapas de desarrollo, como por ejemplo la captura y almacenamiento directos de carbono del aire (DACCS) o la bioenergía con captura y almacenamiento de carbono (BECCS). El coste de eliminar una tonelada de carbono es extremadamente alto (de 10 a 50 veces superior al de los proyectos de prevención de emisiones), y las cantidades que pueden eliminarse de la atmósfera son marginales en la actualidad.

Sin embargo, al financiar proyectos tecnológicos, Pictet desea contribuir al desarrollo de estas soluciones, que son esenciales para lograr el objetivo de neutralidad en carbono en 2050.

Hemos seleccionado el "biochar" (o biocarbón) como la tecnología de eliminación del carbono. El biochar es un sólido estable rico en carbono, y puede permanecer en la tierra durante cientos o incluso miles de años. A diferencia de los fertilizantes y acondicionadores convencionales, el biochar ofrece beneficios duraderos mejorando la fertilidad, contribuyendo a la retención hídrica y mejorando la porosidad global del suelo. La industria del biochar en su conjunto tiene un potencial de eliminación estimado de hasta 2 gigatoneladas de CO2 al año (las emisiones antropogénicas representan un total de entre 40 y 50 gt de CO2). La cantidad que ha sido eliminada hasta 2021 es de 2.500 toneladas de CO2, es decir, aproximadamente un 60% de las emisiones de nuestros centros.

Certificado Europeo Biochar

Restauración de costas

Los ecosistemas costeros están degradándose a un ritmo tres veces más rápido que los bosques. Cuando esto sucede, dichos ecosistemas dejan de ser vitales "reductores" de carbono y se convierten en grandes productores de emisiones de GEI.  Hemos seleccionado un proyecto de restauración de las costas en Guinea-Bissau certificado por Verra. Guinea-Bissau, un país tropical en la costa atlántica del África occidental, alberga una rica variedad de ecosistemas y vida salvaje, incluyendo vastas áreas de manglares y bosques terrestres que sirven como valiosos reductores de carbono. Como primer proyecto REDD+ de su clase en el país, este proyecto busca proteger los singulares ecosistemas nacionales reduciendo simultáneamente los GEI y contribuyendo al desarrollo sostenible de la región. Aliviar la pobreza dentro del país es una meta clave, y en este sentido el proyecto pretende crear puestos de trabajo sostenibles que beneficien tanto a la población de Guinea como a su entorno natural. 

El proyecto ha recibido fondos para compensar la mitad de las emisiones de nuestra cadena de valor en 2021, es decir, alrededor de 4.350 toneladas de CO2.

Gestión de bosques

Mejorar la gestión de la selva tropical en México (certificado Climate Action Reserve)

Los bosques son reductores naturales de carbono que deben ser protegidos y potenciados. El proyecto que hemos seleccionado está en el Golfo de México y trabaja con las comunidades locales en busca de la mejora de la gestión de bosques, reforestación, protección y conservación de 51.175 hectáreas de selva tropical. El proyecto promueve el desarrollo económico de las comunidades locales generando fuentes de ingresos alternativas para 1.074 personas, todas ellas con ancestros mayas. Está certificado por Climate Action Reserve, y ha recibido fondos para compensar la otra mitad de las emisiones de nuestra cadena de valor, es decir, alrededor de 4.350 toneladas de CO2.

Confirm your selection
By clicking on “Continue”, you acknowledge that you will be redirected to the local website you selected for services available in your region. Please consult the legal notice for detailed local legal requirements applicable to your country. Or you may pursue your current visit by clicking on the “Cancel” button.