La emisión de bonos con sello ASG crecerá exponencialmente en la próxima década

Contacto

Pictet Group Communications
Isabelle Düblin
idueblin@pictet.com
+41 58 323 7794

Las emisiones de bonos con sello ASG podrían alcanzar los 4,5 billones de USD anuales en 2025 según un nuevo estudio, realizado conjuntamente por Pictet Asset Management e IIF (Institute for International Finance).

Hasta hoy, la inversión con criterios ASG se ha centrado principalmente en los mercados de renta variable. Ahora bien, se estima que, a nivel mundial, se necesitan anualmente fondos por valor de 4 billones de dólares tan solo para frenar la amenaza del cambio climático y es inevitable que cada vez más capital provenga de bonistas.

De hecho, debido a ello, en los próximos 5 a 10 años, se producirá una revolución silenciosa en los mercados de renta fija. Afortunadamente, como recoge el informe, estos mercados serán capaces de estar a la altura de la tarea.

Hay que tener en cuenta que la deuda relacionada con cuestiones ambientales y sociales siguen una tendencia creciente. El mercado de bonos sostenibles, partiendo de una base limitada, ha crecido con rapidez los últimos años y tanto la variedad de instrumentos como la gama de actividades con orientación medioambiental que financian han aumentado a un ritmo vertiginoso.

El desarrollo de bonos con sello ASG es un segmento del mercado al que llevamos prestando una gran atención desde hace cierto tiempo. El estudio de los equipos de inversión de IIF y de Pictet Asset Management corrobora nuestra convicción de que se va a producir una revolución silenciosa en los mercados de renta fija, que beneficiará tanto al inversor y a la sociedad en su conjunto, como al medioambiente.
— Raymond Sagayam Director de inversiones de Renta Fija, Pictet Asset Management

La deuda «verde», con requisitos específicos respecto a su uso, la vinculada a la sostenibilidad - cuyos cupones están ligados a un determinado resultado medioambiental de Estados o de empresas - y los bonos sociales, son algunos ejemplos de estructuras innovadoras que pueden convertirse en habituales en pocos años.

Para el inversor, estos cambios abren nuevos territorios y traen nuevos desafíos.  De hecho, hoy día existe la oportunidad de crear carteras capaces de renta fija que facilitan satisfacer objetivos financieros y no financieros: favorecer la atenuación del cambio climático, proteger la biodiversidad o luchar contra la desigualdad.

No obstante, también hay que estudiar los riesgos. Los bonos ASG, por  su complejidad, pueden ser caros de analizar, pues tienen que ser examinados con mucho más detalle que los bonos tradicionales. Además, a menudo no se ajustan con facilidad a la construcción de carteras que el inversor emplea.

En 2025, habrá muy pocos inversores a nivel mundial que no cuenten con una asignación importante en inversiones verdes o con sello ASG. Si miramos más allá, hacia 2050, cuando Estados y empresas en todo el mundo estén a punto de alcanzar su objetivo de emisiones netas cero de gases CO2, habremos realmente logrado un mercado de renta fija mundial más verde, al tiempo que habremos mejorado nuestro entorno.
— Sonja Gibbs Directora ejecutiva y responsable de finanzas sostenibles de IIF

Pero todo parece indicar que los bonos ASG cobrarán más importancia en deuda soberana y empresarial de mercados emergente. El informe conjunto de Pictet e IIF se estima que las emisiones de bonos ASG en mercados emergentes crecerán exponencialmente desde 50 000 millones de dólares/ de 2020 hasta 360 000 millones para 2023.

Por otra parte, el capital privado es esencial para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidades para 2030. Pero la diferencia entre las inversiones que necesitan los países emergentes y las que reciben, se estima es de 2,5 billones de dólares anuales.

En 2020 se destinaron en países en desarrollo 83.000 millones de dólares a inversiones relacionadas con el clima, menos del 8% del total de capitales transfronterizos hacia dichos países.  Pero la expansión de bonos ASG y creación de un verdadero mercado de deuda sostenible puede marcar la diferencia y poner a disposición de los gobiernos y empresas de estos países el capital que necesitan.

Confirm your selection
By clicking on “Continue”, you acknowledge that you will be redirected to the local website you selected for services available in your region. Please consult the legal notice for detailed local legal requirements applicable to your country. Or you may pursue your current visit by clicking on the “Cancel” button.